Joaquín Díaz

Porra dale


Puede realizar una búsqueda en la colección de canciones:          


< Volver al listado de canciones

Porra dale

100 temas infantiles

Vinilo
1985 - Fonomusic

Intérpretes: Voz: Joaquín Díaz
Productor: Joaquín Díaz
Técnico de sonido: Raul Marcos

Reedición: Warner Spain 2015


Era una madre que tenía tres hijos, y en los pueblos había poco trabajo y eso, y dice el mayor:
-Mire, deme la merienda que me voy a buscar trabajo. Y se marchó y no volvía; y se va el del medio y no viene tampoco, y dice el pequeño:
-Anda, anda, dame la comida que yo me voy también.
Conque en medio se encuentra con una señora que dice:
-¡No me darás un poco de pan pa este niño? Y dice:
-Tenga usté la merienda; no tengo ganas...
Y a los otros también les había encontrao pero no la habían dao nada y le habían preguntao "¿Sabe donde hay trabajo?" y había dicho "Pues en aquellas puertas blancas"; y al pequeño le dijo "En aquellas puertas negras". Bueno, pues llega, llama a las puertas negras y salió San Pedro:
-¿Qué quieres? Dice:
Vengo a buscar a mis hermanos y a ver si había trabajo. Dice:
-Pues sí, hijo, aquí si quieres yo te doy trabajo, pero tus hermanos han llamado a las puertas blancas y están con los demonios que no hay quien les saque.
Conque el chico era muy obediente; hacía todas las cosas muy bien, y un día San Pedro le dice:
-Oye, ¿no te gustaría ir a casa a ver a tus padres?
-Me gustaría otra cosa mejor; soltar a mis hermanos. Y dice:
-Es pronto, no podemos. Conque dice:
-Anda, anda, vete a tus padres y pa otro viaje ya les llevarás. Espérate que te voy a dar una cosa.
-Toma esta mesa; ná más que digas "ponte mesa" se llena de manjares la mesa. Pero cuando pares a misa en el pueblo de Tal, no digas a nadie que en la mesa pasa eso. Bueno, pues llegó el chico y la quedó a la posadera.
-Tenga mucho cuidao, que esta mesa na más decir "ponte mesa” se pone llena de manjares. Cuando se fue, lo primero que hizo la patrona fue decir: "ponte mesa"; y se llenó de manjares. Le cambiaron la mesa, y el chico va a casa:
-Ponte mesa, Ponte mesa... y nada.
-Ah, pues me voy otra vez.
Conque se marchó, pero no dijo nada a San Pedro. Na más:
-Ya vengo.
-¿Ya has visto a tus padres?
-Sí.
Está más tiempo y.
-Qué, ¿irás a ver a tus padres ya? Y dice:
-Yo quería que a ver si puede ser que suelta a mis hermanos.
Y dice:
-Es que como hay tantos demonios ahí... A ver si pa otro viaje hay menos demonios. Conque fue y dice:
-Toma este burro. Vas a caballo en él, te paras a misa en Tal pueblo y luego te vas a casa. Pero no digas que este burro caga oro.
Se le decía "burro, caga”, y cagaba oro. Conque llegó y se lo dijo a la posadera, y na más irse a misa le cambiaron el burro. Bueno, pues ya va a casa y lo mismo que antes.
-Bueno, pues me voy otra vez, y se lo voy a decir todo a San Pedro.
Fue y estuvo ya trabajando y no se lo decía. Y dice:
-No me digas nada, pero algo te ha pasao.
-Que la mesa no hace nada y el burro tampoco. Y dice:
-Ay, entonces te le han cambiao en la posada. Mira; a tus hermanos ya les he mandado por otro camino y ahora te vas tú. Pero te voy a regalar esta porra que na más decir "porra dale" empieza a dar palos a todos lo que hay por ahí. Conque se para en el pueblo y se lo dice a la posadera, y na más irse a misa, por curiosidad dice:
-Porra dale.
Y cuando vino de misa estaba to el pueblo lleno de palos y no dejaba.
-Vamos, dígala usté algo.
-No; si hasta que no me den la mesa y el burro no deja de dar palos...
Y fue, le dieron la mesa y el burro y llegó a casa; y se ponía a comer. Comían todos y tenían el burro que cagaba oro. Pero ya empezó la autoridad que si habían robao o no habían robao y, claro, tuvieron que ir a San Pedro. Y dijo:
-Esto se lo dí yo. Sus hermanos no lo habían merecido, pero este chico se lo ha merecido.
Y colorín, colorao...