Si desea contactar con la Revista de Foklore puede hacerlo desde la sección de contacto de la Fundación Joaquín Díaz >

Búsqueda por: autor, título, año o número de revista *
* Es válido cualquier término del nombre/apellido del autor, del título del artículo y del número de revista o año.

Dulzaineros y redoblantes en la provincia de Burgos

BLANCO DEL VAL, Alfredo

Publicado en el año 2019 en la Revista de Folklore número 449.

Esta visualización es solo del texto del artículo.
Puede descargarse el artículo completo en formato PDF desde el servidor de la Fundación Joaquín Díaz >
Si el número de revista es anterior al 350, puede descargarse desde la:
Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes >


La provincia de Burgos, situada en el norte de la Comunidad Autónoma de Castilla y León, tiene una extensión de 14.022 km2. Limita al norte con Cantabria, al este con el País Vasco, La Rioja y la provincia de Soria, al sur con la provincia de Segovia y al oeste con las provincias de Valladolid y Palencia. Se trata de la provincia de España con mayor número de municipios, un total de 371, agrupados actualmente en siete partidos judiciales: Aranda de Duero, Briviesca, Burgos, Lerma, Miranda de Ebro, Salas de los Infantes y Villarcayo.

Tierra que ha sabido mantener sus tradiciones tanto en la capital como en su provincia con sus danzantes, gigantillos, dulzaineros municipales, el Corpus y el Curpillos, las fiestas de San Pedro y San Pablo, el Colacho en Castrillo de Murcia, la fiesta del Capitán en Frías, el Gallo de Carnaval en Mecerreyes, el Desjarrete en Poza de la Sal, el Cronicón de Oña, la fiesta de los Jefes en Santo Domingo de Silos, la fiesta del Judas en Villadiego, la romería de Nuestra Señora de las Nieves en Las Machorras y un largo etcétera que no enumero por temor a dejarme alguna en el tintero. Así como también ha sabido mantener su música y sus músicos tradicionales.

Dos de mis trabajos anteriores, publicados en esta revista Folklore, los dediqué a los músicos tradicionales presentes en el Archivo Municipal de Burgos, situado en el palacio de Castilfalé de la capital burgalesa, por una parte los tamborileros y por otra parte a los dulzaineros y redoblantes, dejando registrado una amplia lista de nombres y fechas. Ahora, y con el presente trabajo, pretendo completar lo anterior con los músicos burgaleses, que aparecen desempeñando su trabajo tanto en la capital y sus barrios, como, sobretodo, a lo largo de su extensa provincia, empezando en publicaciones del siglo xix, pasando por el xx y llegando por último al actual siglo xxi.

Para ello, entre otras cosas, he realizado una búsqueda en la página web de la Biblioteca Virtual de Prensa Histórica del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de España; referencias a dulzaineros en Burgos las encontramos en diferentes diarios, a saber: El Diario de Burgos, El Papa-Moscas, La Hoja del lunes o en La Voz de Castilla.

Con el fin de completar el trabajo, he tratado de recoger todas las referencias que hasta mí han llegado de los diferentes músicos de la provincia a través de distintos libros, publicaciones, casetes, CDs e incluso de diferentes páginas web de Internet como la de la Diputación de Burgos, que me han aportado tanto nombres propios como nombres muchas de las diferentes formaciones de dulzaineros y redoblantes que han estado o están en activo en Burgos y su provincia.

Los diferentes diarios y prensa de Burgos

El Diario de Burgos es un periódico español matutino, diario, cuyo ámbito de difusión corresponde a la provincia de Burgos. El miércoles, 1 de abril de 1891 salió a la calle el primer ejemplar, inicialmente como diario de la tarde, sin publicación dominical, convirtiéndose en rotativo matutino más tarde. Sus promotores y fundadores fueron el abogado, escritor y periodista burgalés Juan Albarellos Berroeta, y Juan García Rubio, secretario de Sala de la Audiencia de Burgos.

El Papa-Moscas fue un periódico de la ciudad de Burgos, el más importante de finales del siglo xix y principios del xx. De carácter liberal moderado y tono satírico, El Papa-Moscas se erigió en defensor de los intereses económicos de Castilla y de las clases medias. En su primera época hasta 1878 fue fundado por el librero Calixto Ávila y dirigido por Cesáreo Hernando y su periodicidad era semanal. Ya en su segunda época, hasta 1920 fue editado por un colaborador de la primera época, Jacinto Ontañón-Enríquez.

Hoja del Lunes fue la denominación genérica para un grupo de periódicos editados por las asociaciones de prensa provinciales en España. Desde 1925 hasta 1982 era el único periódico autorizado a publicarse en lunes. La Hoja del Lunes de Burgos comenzó a publicarse el 6 de marzo de 1950 con subvención del ayuntamiento. Andrés Ruiz Valderrama fue su director.

La Voz de Castilla fue un diario creado en Burgos en 1910. Desde el 16 de abril de 1916, apareció con el subtítulo de «órgano defensor del regionalismo castellano». Dejó de publicarse el 24 de abril de 1921. Este diario fue fundado por el abogado y político Antonio Zumárraga Díez.

Apariciones de Dulzaineros en El Diario de Burgos

La primera referencia que encontramos a unos dulzaineros en concreto en este diario es en el ejemplar del 31 de Enero de 1893 en relación al célebre dulzainero «Volata» acompañado del afamado redoblante «Chirola» tocando en el burgalés barrio de San Lesmes, dándonos a conocer que éste último también era un magnífico tocador de castañuelas. Más adelante, en un diario de 1946, en las memorias de la Burgalesa María Cruz Ebro, habla de «Volata» como hortelano e hijo de hortelanos y de «Chirola» como hábil redoblante y tocador de castañuelas.

15 de Agosto de 1893 se nos anuncia un original concurso de gaitas en Valladolid, entre Esteban de Pablos de Aranda y Ángel Velasco de Renedo. Constando de una pieza obligatoria compuesta por el profesor D. Tiburcio Aparicio y otra de libre elección, siendo la apuesta de 250 pesetas para el ganador, a tener lugar en el Teatro Lope de Vega de la capital vallisoletana.

A partir de este momento las apariciones en prensa de Teófilo Arroyo son continuas, como en Agosto de 1971 donde se nos indica que acompañó durante las fiestas de Briviesca al Grupo de Danzas «Justo del Río». En Septiembre de 1977 por las fiestas de San Mateo en Burgos aparece Teófilo tocando junto con Ceferino Santamaría en el mismo acto que participaron Lidio Portal e hijo. En Noviembre del mismo año, participa en el homenaje que se realiza a Antonio José como dulzainero del Ayuntamiento junto con Miguel Escancio. En Diciembre participa en las Jornadas Castellanas en Aranda de Duero, en colaboración con el dulzainero arandino «Tío Braulio» y con Santiago Aguilera. Ya en Enero de 1978 intervendrá Teófilo en la festividad de Santa Águeda en su pueblo de origen, Sotillo de la Ribera, informándonos de su premio nacional conseguido en dos ocasiones. Así mismo en Marzo del mismo año participó en el Homenaje a la Lengua Castellana. En Agosto de 1978 Teófilo participa junto con Severinio Santamaría en la «Fiesta de la Juventud», en Pradoluengo, en la que tambíén intervendría el dulzainero Ángel Rodríguez de Los Balbases. Así mismo en Octubre del mismo año, con motivo del «Festival de la Jota Burgalesa» que se celebró en la Plaza Mayor de la ciudad, participó junto con Lidio Portal como dulzaineros del Ayuntamiento. Y en Noviembre se le anuncia formando parte del programa de la Semana Cultural de la capital burgalesa en el que figura junto con reputados y conocidos artistas a nivel nacional como Labordeta o la formación Chicotén. En diciembre aparece un artículo de «Burgense» titulado «A la dulzaina» en el que se menciona a Teófilo y al sacerdote Alejandro Céspedes. Ya en Febrero de 1972, Alberto Arnaiz escribe un artículo sobre «El problema de la música popular castellana», en el que se nos habla de Teófilo Arroyo y de la Escuela de Dulzaina. En Marzo ofrece Teófilo un recital junto con Fernando Lázaro Palomino, también dulzainero. En Agosto de 1979 Miguel Ángel Palacios, director de la Escuela Municipal de Dulzaina nos habla de Teófilo y de Simón Altable, profesores de la misma. En Diciembre se anuncia la presentación del libro de Francisco Javier Hernando «La dulzaina», en la que intervendrá Lorenzo Sancho hablando de la construcción del instrumento y en la que actuará Teófilo como profesor de la Escuela Municipal de Dulzaina. En Febrero de 1980, tendrá lugar una jornada homenaje al músico burgalés Antonio José, en las que tomará parte Teófilo junto con el grupo Orégano, interpretando fragmentos del cancionero del mismo autor, informándonos posteriormente del éxito conseguido por Arroyo. En Julio de 1980, en Villalba de Losa tienen lugar los actos en honor a Juan de Garay, participando el grupo «Tierra del Cid» con la dulzaina de Teófilo Arroyo, así como posteriormente participaron los mismos en la Feria del Ajo de Castrojeriz. Ese mismo año toma parte junto con Máximo Mediavilla a la caja en las fiestas de verano de Vilviestre del Pinar. En Marzo de 1981 Teófilo interviene junto con el Grupo «Diego Porcelos», en la semana gastronómica burgalesa. En Septiembre de 1981 tiene lugar la Otoñada Cultural Francisco Vallés dando un recital Teófilo, Simón Altable, Máximo Mediavilla, y sus alumnos de la Escuela Municipal de Dulzaina.

En Noviembre, junto con Alberto Arnaiz participará en la campaña de promoción socio-cultural de la provincia. Ya en Febrero de 1982 participa con Simón Altable en el Homenaje que les dedica la Sociedad «El Juglar». En Marzo de ese año se inaugura la Escuela de Dulzaina de Castrillo de Murcia con Simón Altable y Miguel Alonso como profesores, bajo la dirección de Teófilo Arroyo. Y en Abril del mismo año, Teófilo y Simón Altable interpretan una suite burgalesa compuesta por Miguel Ángel Palacios acompañados por el Grupo «Blanca de Castilla», dentro de la V Semana Musical de Castilla.

La última referencia la encontramos en el Diario de Burgos del 22 de Agosto de 1981 en el que aparece la noticia de la presentación del LP «Música tradicional Castellana-Cancionero burgalés-Homenaje a Antonio José», en el que participan junto con Orégano, los dulzaineros locales Miguel Alonso y Simón Altable, con Arsenio Iglesias a la caja.

Apariciones de Dulzaineros en El Papa-Moscas

Apariciones de Dulzaineros en La Hoja del lunes

Apariciones de Dulzaineros en La Voz de Castilla

Otros dulzaineros y redoblantes burgaleses

A continuación paso a relatar otras fuentes en las que he podido constatar los nombres de intérpretes de dulzaina y caja que ha habido y hay en la provincia de Burgos.

En el libro «Danzas Típicas Burgalesas (Tradiciones y costumbres)», escrito por Ramón Inclán Leiva «Ignotus», en Burgos en 1959, encontramos fotografías de los dulzaineros Anastasio de Almendres y de los afamados «Calines» y «Farraús».

Francisco Javier Hernando, Director en su momento del Centro «Amigos de la música», en su libro titulado «La Dulzaina» publicado en el año 1978, enumera a una larga lista de dulzaineros burgaleses:

En el artículo escrito por Jaime L. Valdivielso Arce en el número 156 de la Revista Folklore en el año 1993 «Crisis, decadencia y recuperación de la dulzaina y otros instrumentos de música popular en la provincia de Burgos», se enumera a los siguientes dulzaineros:

En esta misma publicación, en relación con una entrevista realizada a Justo del Río, éste hace referencia a los dulzaineros que quedaban en la provincia de Burgos en ese momento:

En la capital Lidio Portal Arribas, Teófilo Arroyo Callejo y Simón Altable.

En la provincia Alejandro Rodríguez de Los Balbases, Carlos Tapia Jorge de Hinojar del Rey, Rufino Andrés de Arauzo de Miel, Joaquín Vivar Pérez de Susinos del Páramo, Pedro Barcina Arce de El Almiñé y Felipe González Martínez de Cillaperlata.

Así mismo se nos informa de los componentes del grupo de dulzaina Bardulia, alumnos de Teófilo Arroyo en la Escuela Municipal de Dulzaina: Javier Plaza, Roberto Gutiérrez, Víctor Manuel González, Carlos Urrez y Ángel Gutiérrez.

Con motivo del fallecimiento del sacerdote, folklorista, dulzainero y constructor de dulzainas Alejandro Céspedes Resines, se escribe el artículo «La dulzaina, viaje del ocaso al esplendor» en el diario El Correo de Burgos un 26 de Agosto de 2010 en el que se nos nombra a los pocos dulzaineros que quedaban en su momento en Burgos: Lidio Portal y Simón Altable de Mecerreyes, Teófilo Arroyo de Sotillo de la Ribera, Ángel Rodríguez de Los Balbases, Pedro Barcina de Moneo, Joaquín Vivar de Susinos del Páramo y Felipe González de Cillaperlata. Y la posterior aparición de grupos de dulzaineros como fueron Bardulia, Atabal, Támbara, Los Serranos o Los Anises.

En el libro de Lola Pérez Rivera «La música de dulzaina en Castilla y León. Compilación de toques tradicionales», editado por el Ayuntamiento de Burgos en 2004 encontramos a los siguientes dulzaineros y redoblantes burgaleses:

Miguel Ángel Manzano Alonso, en el VII tomo de su Cancionero Popular de Burgos dedicado a la Música Instrumental, realizando una revisión las danzas y danzantes de la provincia de Burgos nos deja los siguientes nombres de dulzaineros:

En mi anterior artículo «Dulzaineros y redoblantes en el Archivo Municipal de Burgos en los siglos xix y xx», publicado en el número 419 de la Revista Folklore, enumero a los siguientes dulzaineros y redoblantes que aparecen en el Archivo Municipal de Burgos:

De la página web de la Fonoteca de la Fundación Joaquín Díaz, que cuenta con más de catorce mil registros sonoros, recogemos datos de las siguientes grabaciones:

En el artículo de Carlos Porro en la revista Folklore, sobre los registros sonoros de Alan Lomas en Castilla y León, Gonzalo Pérez Trascasa y Ramón Marijuán Adrián revisan las grabaciones de música burgalesa y destacan como intérpretes al dulzainero Eufronio Ovejero apodado «el Calines», quién seguramente fuera también el encargado de tocar la flauta y el tamboril. Con más dudas nos hablan del intérprete de caja que no parece ser el habitual acompañante de éste, Luis Saez «el Farraús», sino un redoblante circunstancial que podría ser Manuel Abajo o el «Mentirafresca».

A través de la Biblioteca Nacional de España y de su buscador «Datos.bne.es» encontramos, editado y distribuido por Tecnosaga, el casete que lleva por título «Primer día del dulzainero: Valladolid, Palencia, Salamanca, Burgos, León, Soria, Vitoria» grabado durante la celebración en Burgos del Primer día del dulzainero en el año 1986 y en el que se nos informa de la participación de los siguientes dulzaineros y redoblantes burgaleses:

Miguel Manzano también en su libro y CD de la serie Territorios Ibéricos, dedicado a las «nuevas músicas para Dulzaina, proyecto de repertorio renovado para un instrumento tradicional» editados en los años 2007 y 2008, presenta 14 piezas de nueva composición interpretadas por grupos de dulzaineros de Palencia, Segovia, Valladolid y Burgos. Por parte de Burgos nos describe dos grupos de dulzaineros:

Y por último, para terminar, en la página web de la Diputación de Burgos, se nos presenta a los músicos dulzaineros que se han comprometido a participar en la Convocatoria de Actuaciones en las Fiestas Patronales de la provincia para el año 2018:

Conclusiones

Pocas son las publicaciones sobre dulzaina y dulzaineros existentes en relación con la castellana provincia y ciudad de Burgos y hasta el día de hoy no contamos con una relación de los instrumentistas que ha habido y hay en Burgos, a diferencia de los trabajos existentes en otras provincias como en Valladolid con las dos publicaciones de José Delfín Val «Dulzaineros y Tamborileros» y «Dulzaineros y Redoblantes».

El presente trabajo me gustaría que sirviera para darnos cuenta de la importancia que han tenido estos instrumentos e instrumentistas en la vida cotidiana de los burgaleses, sobre todo en la celebración de sus fiestas patronales, tanto en toques religiosos como en la celebración de sus bailes profanos, así como también en otros acontecimientos sociales como bodas, concursos o incluso inauguraciones. Tuvieron tal importancia en la vida cotidiana que les llevó a tocar por los diferentes puntos geográficos de la provincia y a figurar en las publicaciones de prensa locales siendo anunciados como «afamados», «exitosos», «virtuosos», «reconocidos» o «magníficos».

Gracias al trabajo realizado por unos cuantos entusiastas, entre otros por Teófilo Arroyo Callejo, Miguel Ángel Palacios y todos los que, cuando la dulzaina en Burgos parecía abocada a la extinción, lograron crear la Escuela Municipal de Dulzaina de Burgos y también como no, gracias a Alejandro Céspedes Resines que creó la Escuela de Dulzaina del barrio de Capiscol. Obras, ambas, con las que sembraron nueva semilla y fueron el revulsivo para la formación de nuevos músicos que han hecho renacer la dulzaina y la caja en tierras burgalesas.

Muchos músicos se habrán quedado en el tintero, por lo cual, desde aquí animo a cuantos quieran, a dar a conocer a estos intérpretes para que no se olvide su nombre y puedan permanecer así vivos en nuestra memoria.

Así mismo, no he pretendido realizar un registro de los actuales instrumentistas existentes en la provincia, aunque si que pretendo por otra parte, servir de punto de inicio para animar a realizar un censo actualizado de músicos de dulzaina y tamboril existentes en este momento en Burgos y su provincia, así como de las diferentes escuelas o maestros que desempeñan en estos momentos su incansable y vocacional trabajo.




BIBLIOGRAFÍA

http://prensahistorica.mcu.es

https://es.wikipedia.org

Fonoteca de la Fundación Joaquín Díaz:

https://funjdiaz.net/fono1.php

Blanco del Val, Alfredo. Dulzaineros y redoblantes en el Archivo Municipal de Burgos en los siglos xix y xx. Revista Folklore año 2017. nº419.

Hernando, Francisco Javier. La dulzaina. 1978.

«Ignotus». Justo del Río Velasco. Danzas Típicas Burgalesas. 1959.

La dulzaina, viaje del ocaso al esplendor. El Correo de Burgos 26/08/2010.

Manzano Alonso, Miguel. Cancionero Popular de Burgos. VII Música Instrumental. Diputación Provincial de Burgos. 2006.

Manzano Alonso, Miguel y varios intérpretes. CD Nuevas Músicas para Dulzaina. Nuevas músicas para instrumentos tradicionales. Junta de Castilla y León. 2008.

http://www.burgos.es/noticia/listados_grupos_artisticos_21018defdulzaineros.pdf

Manzano Alonso, Miguel. Nuevas Músicas para Dulzaina. Proyecto de repertorio renovado para un instrumento tradicional. Junta de Castilla y León. 2007.

Pérez Rivera, Lola. La música de Dulzaina en Castilla y León. Instituto Municipal de Cultura del Ayuntamiento de Burgos. 2004.

Porro Fernández, Carlos A. Los registros sonoros de Alan Lomax en Castilla y León: Ribadelago (Zamora), Los Villares de la Reina (Salamanca), Burgos, Lumajo de Laciana y Laguna de Negrillos (León), Octubre de 1952 (II). Revista Folklore año 2011. nº 350.

Primer día del dulzainero: Valladolid, Palencia, Salamanca, Burgos, León, Soria, Vitoria. Casete. Editado por Tecnosaga.1986. Biblioteca Nacional de España, Datos.bne.es: http://datos.bne.es/edicion/biso0000599619.html

Val J. Dulzaineros y Redoblantes. Valladolid 2002.

Val, J. Delfin; Díaz Viana, L.; Díaz, J. Dulzaineros y Tamborileros. Valladolid 1979.

Valdivielso Arce, Jaime L. Crisis, decadencia y recuperación de la dulzaina y otros instrumentos de música popular en la provincia de Burgos. Revista Folklore año 1993. nº 156.



Esta visualización es solo del texto del artículo.
Puede descargarse el artículo completo en formato PDF desde el servidor de la Fundación Joaquín Díaz >
Si el número de revista es anterior al 350, puede descargarse desde la:
Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes >

Dulzaineros y redoblantes en la provincia de Burgos

BLANCO DEL VAL, Alfredo

Publicado en el año 2019 en la Revista de Folklore número 449.