Si desea contactar con la Revista de Foklore puede hacerlo desde la sección de contacto de la Fundación Joaquín Díaz >

Búsqueda por: autor, título, año o número de revista *
* Es válido cualquier término del nombre/apellido del autor, del título del artículo y del número de revista o año.

Dichos y refranes de Canillas de Aceituno, pueblo de la Axarquía de Málaga

JIMENEZ MUÑOZ, José Luis

Publicado en el año 2019 en la Revista de Folklore número 446.

Esta visualización es solo del texto del artículo.
Puede descargarse el artículo completo en formato PDF desde el servidor de la Fundación Joaquín Díaz >
Si el número de revista es anterior al 350, puede descargarse desde la:
Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes >


Introducción

Un dicho o frase hecha es el conjunto de palabras que se da al expresar algo que no coincide con el sentido literal de las mismas. Para que un dicho se vuelva de uso cotidiano, deben pasar al menos 53 años.

Por su parte, los refranes son enunciados breves sentenciosos populares o popularizados. Tal repertorio constituye el compendio de la sabiduría de un pueblo. Se trata de un enunciado popular agudo y sentencioso que suele contener un consejo o una moraleja. Los refranes se transmitieron de forma oral de generación en generación. Los refranes sirvieron para transmitir de padres a hijos gran parte de la sabiduría del vivir y sobrevivir cotidianos.

Por apodo se entiende el nombre dado a persona o cosa inspirado en sus defectos corporales o en alguna otra característica o circunstancia, o bien, un nombre similar en origen o pronunciación al del nombre original.

Durante los 15 años que estuve en Canillas de Aceituno fui recopilando dichos y refranes de familiares, amigos y personas mayores (hombres y mujeres) de la Villa. Siempre con un bolígrafo a mano y un trozo de papel, sabía que, si alguien no lo hacía, gran parte de la sabiduría popular de la localidad se perdería.

Dichos

-A cosica hecha: adrede, a propósito.

-A hecho: con orden (coger a hecho, recoger los frutos del campo con un orden).

-A la chita callando: a ocultas; en secreto.

.A la contra: al contrario; al revés.

-A mocho: en gran cantidad (Llovió a mocho).

-A rastras: moverse por el suelo (va andando a rastras).

-A remate: finalmente.

-A tó meter: rápidamente (corrió a tó meter).

-A tó pastilla: rápidamente (Llegó a tó pastilla).

-A trote y moche: en gran cantidad.

-A ver si...: veamos si... (a ver si te caes).

-Abombáo, á: chiflado, a: que tiene una abolladura.

-Acaramelao, á: enamorado, -a.

-Acebuchero: persona de comportamiento primitivo.

-Acharranao: quedarse sin dinero en el trato de las cabras.

-Achanclarse: quedarse en casa sin salir a pasear.

-Achicharrar: quemar.

-Actuar: empezar a (la orquesta ya ha empezado a actuar).

-Adaleao, á: doblado, -a.

-Adalearse: doblarse.

-Adelantado, -a: ir por delante; ser avispado (no seas tan adelantaíllo, -a).

-Aeñarse: aparición de hongos en los frutos del campo, esp. en las pasas .

-Adelanto: progreso.

-Agua chirri: insípido (el café parecía agua chirri).

-Aguaero: lugar por donde pasa el agua de lluvia.

-Aguilando: aguinaldo.

-Agracejo: uva que queda seca en la vid sin haber madurado.

-¡Ahí vamos a ver si...!: ir a hacer algo.

-Ahitarse: ponerse malo por haber comido mucho (ahíto: hartanza en el comer).

-Ahora mismitico: ahora mismo.

-Ahoyar: hacer hoyos; cavar.

-Ahumáo: estar borracho.

-Ajetreo: barullo.

-Al parejo: a la par; por igual (caminaban al parejo).

-¡Alabado sea!: exclamación de sorpresa usada sobre todo por las mujeres (¿de verdad que ha ocurrido eso?).

-Albarrá: muro de piedra levantado para sostener un bancal o el paso de una acequia.

-Albarca: alpargata de goma.

-Alberca: depósito de agua para riego.

-Alcancía: hucha; vasija de barro para guardar monedas.

-Alcasé: cereal usado para alimentara caballos, mulos y asnos.

-Alechigao, á: uvas que quedan secas sin haber madurado.

-Alendín: sustancia que hacía que el pan de trigo se rajara en el horno de leña.

-Alicaío (-a): decaído (-a); con poco ánimo.

-Aligerarse: darse prisa.

-Alivio: juego de cartas; quedarse descansado (-a).

-Almagra: colorante rojo para pintar las losetas del suelo de casas antiguas.

-Almirez: mortero de metal.

-Almorsá: medida de capacidad equivalente a lo que se puede coger entre las dos manos (échame tres almorsás de almejas).

-Alpaca: medida de paja; montón de paja atado con una cuerda.

-Amacuco: infarto; enfermedad repentina (le dió un amacuco y murió).

-Aminorar: decrecer; venir a menos.

-Amocafre: herramienta de campo usada para escardar la siembra.

-Amorrao (-a): soñoliento (-a); que está medio dormido (-a).

-Anafre: pieza de hierro usada para poner las cacerolas sobre fuego de leña.

-Anca y nombre de persona: está en casa de fulanito (está anca fulanito).

-¡Anda que no!: ¡claro que sí!

-Andar un trocho bueno: recorrer, andando, un largo camino.

-Antoñeros: hoyos abiertos en sierra Tejea para acumular nieve, vendida luego en forma de bloques de hielo. Luego vino a significar el lugar donde los pastores encerraban cabras y ovejas ante una tormenta, ventisca o cualquier otro fenómeno atmosférico adverso.

-Apalancarse: quedarse imposibilitado (-a) por la vejez.

-Apañar: amañar.

-Apañar la bestia: dar de comer y beber al mulo o al asno.

-Apanárselas a solas: arreglárselas sola (-a).

-Apaño: arreglo (lo hizo para su apaño).

-Aparejar la bestia: ponerle el aparejo a un animal de carga.

-Apitonáo (-a): situación en la que queda una persona al comienzo de una enfermedad.

-Apitonarse: caer enfermo (-a).

-Aplanao (á): sosegado (el delincuente se quedó aplanao cuando intervino la Guardia Civil).

-Apontocar: sujetar algo (el albañil apontocó la viga).

-Aprensar: prensar; comprimir mediante una prensa (aprensar un molde de pasas).

-¡Aquí andamos!: ¡aquí estoy!

-Arrebujarse: esconderse; refugiarse (empezó a llover y se arrebujó en una cueva).

-Arrecío (-a): con mucho frío.

-Arropía: golosina de azúcar quemada.

-Arroyaero: arroyo por el que corre con rapidez el agua de lluvia, arrastrando multitud de pequeñas piedras.

-Arrumaco: abrazo cariñoso.

-Asomar: aparecer.

-Aspillera: saco grande y alargado; costal; abertura estrecha usada para poder disparar desde ella.

-Ataconao: dícese del estado en que queda un árbol cuando es comido por cabras y ovejas.

-Atajarse: emborracharse.

-Atanor: cañería antigua de barro cocido.

-Atarazar: hacer leña de un árbol.

-Atentar: tocar (pasas atentás, pasas empaquetadas artesanalmente).

-Atrojera: lugar del molino donde se descargaban las aceitunas destinadas a ser molidas.

-Avenate: locura; manía (le dio el avenate y se fue de casa).

-Bagoteo: ajetreo.

-Balate: muro de piedra que sostiene un bancal.

-Bancal: trozo de terreno destinado a siembra.

-Barbón: sarmiento que ha echado raíces.

-Bestia recia: animal de carga o de tiro (mulo).

-Bicharraco (-a): persona corpulenta.

-Billlarda: palo usado en el juego del mismo nombre; por extensión significativa: pene.

-Boleo: atracón de algo.

-Boqueá: aproximarse algo a su fin.

-Brasao de leña: cantidad de leña que se puede transportar, atada, debajo del brazo.

-Bujío: habitación de mala calidad y mal ordenada.

-Bulligeo: sensación de hormigueo por el cuerpo.

-Buñuelá: fiesta de los buñuelos acompañada de cante por verdiales y fandangos canilleros.

-Burrucha: burra vieja; en el juego infantil llamado el salto del palo, dícese del niño que se agacha para que salten sobre sus espaldas otros niños.

-Cavilar: meditar algo.

-Cacharros: atracciones de feria; utensilios de cocina.

-Cachorreña: naranja bravía; sopa hervida con la cáscara de dicha naranja.

-Caer chuzos: caer rayos; caer granizos de forma perjudicial para los cultivos.

-Cagarrache: mozo empleado en los trabajos de almazara donde el cuerpo se ensuciaba más.

-Cagarruta: excremento de la cabra malagueña.

-Calamochazo: golpe en la cabeza.

-Camal: orquilla de madera de tejo que, colgada de una viga a otra, servía para colgar cerdos tras su matanza.

-Camellón: surco que se hace en un bancal para poner la siembra y guiar el agua en el riego a pié.

-Camiones: alpargatas con suela de goma.

-Cáncana: araña pequeña.

-Cancanear: husmear.

-Canutero: canuto de caña que se usaba para guardar las agujas de coser.

-Cañutá: fuerte chorro de agua.

-Capacha: joroba; bolso hecho de esparto usado por los campesinos de Canillas para llevar la comida al campo.

-Capachera: mujer que hacía capachos y capachas.

-Capacho: sera de esparto usada usada parea transportar productos del campo.

-Cargaero: recorrido de los frutos desde el campo hasta el animal de carga.

-Carear un lecho de pasas: colocar las pasas de forma que muestren su mejor cara o aspecto.

-Carlistos: cementerio.

-Carrucha: polea.

-Casilla de campo: casa de campo.

-Castellano: plantón ya injertado. (Ej.: almendro castellano).

-Catite: es una variedad de uva pasa.

-Causo: alpargata de esparto.

-Cencerrón: rebusco que queda en la vid después de quitarle al racimo las mejores uvas; uvas de maduración tardía.

-Cernaero: telas o trapos usados antaño para las personas que padecían incontinencia urinaria.

-Cernir: brote de la parra o vid que comienza a echar la flor.

-Chafina: desperdicio; basura.

-Chapeao: que luce un sombrero.

-Chapolina: azada.

.Chato: caja de pasas de dos kilos y medio.

-Chaveta: cabeza (ej: perder la chaveta es perder la razón).

-Chícharo: guisante.

-Chimenea: la cabeza (ej: perder la chimenea es perder la razón).

-Chinustra: la cabeza.

-Chirgatazo: chorro de semen vertido en el momento de la eyaculación.

-Chirgate: chorro de orina o semen.

-Chirimbolos: trastos viejos.

-Chorrearse: arrojarse resbalando por algún lugar.

-Chorrera: salto de agua de riego de un bancal a otro (jamón con chorreras, jamón que aún gotea grasa por no estar completamente curado).

–Chorrillo: niño recién nacido.

-Choto: chivo.

-Chupaletrinas: limpiador (-a) de pozos ciegos; tontorrón (-a).

-Chupaletrinoso: tonto (-a).

-Chuzazo: pelotazo; patada.

-Chuzo: palo armado con un pincho de hierro que se usaba para abrir los suelos (ej. con un chuzo y una pala despejó la entrada).

-Cincho: correa.

-Ciquitraque: persona de comportamiento nervioso; persona intranquila.

-Civil: Guardia Civil o un tipo de bollo de pan.

-Civilera: esposa o hija de un Guardia Civil.

-Cocho (-a): alimento que no está bien cocido. (Ej. esta comida está cocha; este pan está cocho).

-Cochura: cocción en horno de leña.

-Cocinilla: cocina pequeña.

-Comer a tragapavos: comer deprisa.

-Como aquél que dice: esta expresión se usada para marcar una pausa durante un diálogo.

-Corrrer como un cohete: correr a toda prisa.

-Corta: lugar donde se desvía el riego a diferentes bancales.

-Costar una milá: valer mucho.

-Covacha: cueva pequeña.

-Criaturitas: niños (-as).

-Cuarterón: antigua medida de líquidos.

-Cuartón: viga de madera.

-Cuartillo: antiguo sistema de medidas. (Ej. Écheme un cuartillo de leche).

-Cuchivache: habitación muy pequeña y poco confortable.

-Cucos: bragas.

-Culebrina: herper zoster.

-Curiana: cucaracha.

-Da gloria: da gusto hacer algo.

-Dar de mano: terminar de trabajar.

-Dar las boqueas: dar el último suspiro y morir.

-De momento: rápidamente.

-De potra: por casualidad.

-De resulta: finalmente.

-¡Dejuro!: ¡Pues claro que no!

-Del terreno: de la zona.

-Descapotar: quitarle el capote al maíz o a las almendras.

-Desoxidar el sable: hacer el amor.

-Diabla: carro tirado por un mulo.

-Dolamas: dolores reumáticos.

-Dupe: carro que recoge diariamente la basura.

-Echar leche de gato: expulsar poco semen.

-Echar una manda: hacer una petición a la Virgen.

-Echar una noche de pelones: echar una noche de juerga tras la celebración de un bautizo.

-Echarle las cagarrutas a alguien: gastarle una novatada a alguien cuando visita una población por primera vez.

-El pan como hermanos y el dinero como gitanos.

-Emparrado: lugar cubierto por una parra.

-Emperifollada: que viste ostentosamente.

-Empolar: echar cemento.

-En año bisiesto malparen más las mujeres.

.En año bisiesto nacen las habas con el culo vuelto.

-En bote: lleno.

-Encalabrinao: que huele mal.

-Encandecer: despertar el ardor sexual.

-En cuclillas: agachado (-a).

-Enfollonao: liado.

-Enjuagar: morir; perecer.

-Enlabasao: sentirse mal. (Ej. Tengo el estómago enlabasao).

-Enmangarillado: persona que está muy cansada o abatida.

-Enmarañao: liado.

-Enmarrullao: que está muy mal hecho.

-Enramá: cobertizo hecho con ramas de palmera.

-Ensalailla: ensalada.

-Ensebuchao: gordo.

-Entender: comprender.

-Enteraíllo: listillo.

-Entre palillos y tronchillos: entre unas cosas y otras.

-Enverdinao: fruto demasiado verde.

-Enverrao: varón que siente un fuerte ardor sexual hacia las mujeres.

-Eriazo: erial.

-Es mester: es necesario.

-Escalichao: persona muy delgada.

-Escamondar: descamar.

-Escandalera: griterío.

-Escandallo: valorar la calidad, el peso y el precio de las almendras.

-Escardar: dar con un amocafre una pequeña cava a la siembra.

-Escarriarse: salirse del carril.

-Esmirriao: muy delgado.

-Esmochar: cortar las ramas más largas de un árbol.

-Esmuhir: varear un olivo.

-Esmuhior: vareador del olivos.

-Esnoclarse: caerse al suelo de cabeza.

-Eso es leche y habas: eso no sirve para nada.

-Eso es lo que sonó: eso fue lo que se rumoreó.

-Espasnúa: espada desenvainada.

-Espelichar: morir; canario que está perdiendo sus plumas.

-Espetera: tablón de madera usado antaño para colgar los utensilios de la cocina.

-Espichar: morir.

-Espigao: persona alta.

-Espirituado: persona que está muy delgada (que está en los huesos).

-Esponjaíco: relajado; dormido.

-Espumerío: abundante espuma.

-Espuntar: dar una puntada con una aguja o alfiler.

-Está más seco que un ripio: tierra muy árida.

-Está que hecha chispas: está encolerizado.

-Estar hagüefagao: estar pachucho.

-Estampilla: tipo de injerto.

-Estar como un pinchín: estar muy delgado.

-Estar folillao: estar medio loco.

-Estar fundío: estar muy cansado.

-Estar hecho un ceporro: estar completamente dormido.

-Estar hecho un fariseo: estar hecho un granuja.

-Estar prevelicao: estar contento.

-Estar vinculao: estar impedido.

-Estrebes: soporte de hierro que se ponía en el humero para guisar.

-Farfullero: mentiroso.

-Fasca: navaja grande.

-Fascoso: sentir molestias en alguna parte del cuerpo.

-Flis: así se llamaba antaño al insecticida usado para matar moscas y mosquitos.

-Foeles: vestidos o trapos viejos.

-Fofete: cajón de una mesa.

-Foñona: mujer gorda.

-Formalete: tablero de madera usado para trabajar los frutos del campo (pasas, higos, almendras).

-Frangullao: que está muy mal hecho.

-Función: fiesta; feria.

-Fundación: porción pequeña de algo.

-Fundiero: zona de la que se desprenden rocas; terreno poco estable.

-Gabirro: piojo.

-Garabito: persona a la que le gusta quedarse con lo ajeno.

-Garduño: gato montés.

-Gavilanes: cada uno de los «pinchos» de un azadón.

-Gavilla: conjunto de cien sarmientos.

-Guardalospinos: guardia forestal.

-Guía: documento que legaliza la compra de un animal de carga o tiro.

-Gurripato: persona bajita y gorda.

-Hacer más moínes que un conejo en un corral (cf. moín).

-Haíto: hartanza en el comer.

-Hato: alimento que se lleva al campo.

-Hiparse: atiborrarse de comida.

-Horná: medida de capacidad.

-Horno de cochura: horno de cocer con leña pan amasado.

-Hortera: vasija en la los campesinos llevaban al campo la comida de medio día.

-Humero: chimenea.

-Insonrible: avaricioso.

-Ir atarragando: ir superando una situación difícil y problemática.

-Jáquima: pieza del aparejo de un animal de carga.

-Jerpir: red para meter paja.

-Julepe: juego de cartas.

-Laboreo: faena agrícola.

-Laeroso: terreno de pronunciadas laderas y pendientes.

-Letrilla: letra de murga; copla de Carnaval.

-Leva: juego infantil.

-Limón lunero: limonero que da fruto cada mes.

-Luminaria: candelaria.

-Macana: máquina que funciona mal.

-Macuquinés: posición que tomaban dos piedras en el juego infantil de la billarda.

-Madre de tierra: zona de bancal destinada a siembra y riego.

-Maimones: sopa tradicional de la cocina canillera.

-Majero: piedra adosada al escalón de entrada a la vivienda usada antaño para majar esparto.

-Majuelo: viña nueva.

-Manda: petición que se hace a la Virgen de la Cabeza o a un Santo.

-Mangotero: juego infantil.

-Mangusá: coger algo ávidamente con la mano.

-Maquila: impuesto que se pagaba por la molturación de la aceituna.

-Marear la comida: remover la comida.

-Maroma: cuerda gruesa.

-Marrio: juego infantil.

-Marrullero: tramposo.

-Mata del pescado: geranio.

-Matarife: persona que mataba cerdos.

-Mequetrefe: niño travieso.

-Menchón: terreno sólo apto para viña.

-Meseor: columpio que se colgaba de dos ramas de un árbol.

-Meser: columpiar.

-Meses mayores: meses de verano (junio, julio y agosto).

-Meter fifa: cometer un error en la colocación de las fichas del dominó.

-Mézquela: mezcla; hormigón.

-Misto: fósforo; cerilla.

-Mitra: bofetada.

-Mocha: cabeza; tipo de cabra malagueña.

-Mochazo: golpe fuerte dado con la cabeza.

-Moín: mueca; gesto feo.

-Mona: escupidera.

-Morterá: gran cantidad de algo.

-Navegar: trabajar mientras se está en condiciones de hacerlo.

-No estar bien de la chimenea: no estar en el sano juicio.

-No le falta ni leche de hormiga: no le falta nada.

-¿No tienes verano?: ¿No tienes cosecha de pasas este verano?

-Oler a cuerno quemado: oler mal.

-Orear: dejar que le dé el aire a algo; aparecer. (Ej. todavía no ha oreado).

-Paleta del brasero: útil usado para remover las ascuas del brasero.

-Pamplina: hierba de las viñas bastante molesta para los campesinos.

-Panero: protector de esparto que se pone al macho cabrío para evitar que copule con las cabras (esp. quitarse el panero: quitarse el preservativo durante el acto sexual).

-Panete de higos: sera de higos.

-Panocha: mazorca.

-Pañil: cada uno de los envases de madera que se pone a los animales de carga para traer los frutos desde el campo hasta el pueblo.

-¡Parece que le han pegado fuego!: frase usada para expresar cómo quedan los frutos del campo tras varios días de fuerte viento terral.

-¡Parece que tiene azogue!: persona que no para de moverse por estar intranquila.

-Parra, viña o vid enrabiada: estado en el que queda la planta por acción del sol, humedad, viento terral o sequía en exceso.

-Parriza: vid bravía (aún no injertada).

-Parte: telediario (esta palabra tiene su origen en los llamados partes de guerra emitidos por radio durante la última guerra civil española).

-Pasaaguas: zona de paso del agua de lluvia.

-Pasero: toldo; almijar; secadero de uvas pasas.

-Patica de vaca: dulce en forma de pezuña de vaca.

-Pavesa: cenicilla que se desprende durante la quema de leña o rastrojos.

-Pegar un viaje: caerse; golpear a alguien.

-Pegarse un suche: ducharse.

-Pegarse un tute de hacer algo: trabajar en exceso en alguna actividad.

-Pegarse una pechá de algo: hartarse de algo.

-Pellá de mézquela: cantidad de mezcla de hormigón que se arroja con la paleta de albañil sobre una pared.

-Percante: pieza de los molinos harineros de antaño.

-Percudío: estado en el que queda la ropa por acción de la humedad, de modo que aquella queda inservible.

-Pernear: morirse de frío.

-Perrillero: cobrador de dinero prestado.

-Picoleto: Guardia Civil.

-Pié amigo: muro de contención construido antaño sobre la pared exterior menos estable de la casa; contrafuerte.

-Pildoreta (o pildoretazo): insinuación indirecta; comentario irónico.

-Piquera: torna usada en una acequia para regular el paso del agua de riego; canilla de un tonel.

-Pleita: labor de esparto.

-Poner cañillas: poner cañas en el huerto para guiar el crecimiento de plantas trepadoras.

-Poner postura: plantar vid; poner viña.

-Por lo hondo: por lo bajo.

-Porrá: fuerte golpe provocado por una caída.

-Postema: tumoración.

-Poyetón: soltero (-a) empedernido (-a).

-Practicante: enfermero.

-Presente: regalo.

-Primor: encanto (ej. Este niño es un primor).

-Pronto: tener un enfado momentáneo.

-Puñemero: que da quehacer.

-Quedarse por zapatero: quedarse el último en algo.

-¿Qué mundo?: ¿cómo te va?

-Quedarse como una espasnúa: quedarse muy delgado (cf. espasnúa).

-Quedarse traspillao: quedarse algo muy seco o muy refrito (en el caso de una comida).

-Quema: acción nefasta del viento terral sobre los frutos del campo. (Ej.: la quema de estos días sobre las uvas ha sido muy grande).

-Quincalla: venta de hilos, jabones, peines, etc.

-Ramalazo: roce en la piel; caer lluvia en abundancia.

-Rapajo: raspadura.

-Rebañaorzas: así se llama, cariñosamente, a los familiares que llegan de visita en períodos vacacionales, y a quienes hay que ofrecerles las comidas y bebidas más exquisitas.

-Rebuscar: recoger el fruto en segunda vuelta.

-Recacha: lugar donde, en invierno, calienta el sol de forma agradable.

-Recovero: persona que compraba gallinas e iba vendiendo huevos de casa en casa cambiándolos por productos de primera necesidad.

-Regordío: eructo.

-Reguera: zona donde se inicia el riego de un bancal en el tradicional riego a pié.

-Reguerío: tierras de regadío.

-Rehala: caterva; muchedumbre.

-Rentero: arrendatario.

-Repanocha: algo que provoca mucha risa (ej.: esto es la repanocha).

-Repellar: golpear fuerte contra algo.

-Replano: llano.

-Repullo: sobre salto por un susto.

-Repuntao: vino levemente agriado.

-Resabia: rencor; odio.

-Revenío (-a): comida o bebida que se pone en mal estado.

-Revinar: volver a quitar la hierba de las viñas; pensar en algo insistentemente.

-Ripio: piedra pequeña.

-Roal: trozo de tierra sembrada.

-Roílla: trapo viejo.

-Roscos tontos: roscos de vino.

-Sabuco: persona muy gruesa.

-Sacaor: recipiente que servía antaño para conservar, en aceite de oliva, carnes y embutidos.

-Sacramenta: borrachera.

-Sahumerio: quema de hierbas apestosas.

-Sajelar: lavar el barro.

-Salamero: persona que tiene gracia y simpatía.

-Salcochar: dejar un alimento a medio freír.

-Salear: echar sal a las comidas; lanzar piropos.

-Saleaso: caída aparatosa.

-Salir echando ternos: salir profiriendo insultos.

-Saltársele la hiel a alguien: sentir ganas de probar algún apetitoso alimento cuando se ve a otra persona degustar dicho manjar.

-Sanaor: curandero.

-Sangarriana: sensación de sueño en los meses de verano cuando la calor aprieta.

-Sarmentar: recoger los sarmientos una vez hecha la poda de las cepas.

-Sarmeñazo: caída.

-Señalar una cabra: designar al cabrero una determinada cabra para comprar cada día su leche.

-Seca: sequía muy prolongada.

-Serete: sera de higos.

-Serrata: persona golosa.

-Si tu mujer te pide que te tires por un barranco, pídele a Dios que no sea muy alto.

-Simón: juego infantil.

-Siquitraque: persona de poca valía.

-Sistión: persona que se encuentra intranquila.

-Solear: acción de colocar las uvas al sol.

-Soseío: tener interés por algo.

-Soyuco: trozo de pan.

-Sorbo: alimento para animales.

-Subirsele el pavo a alguien: ruborizarse.

-Suche: ducha.

-Suerte: suerte de tierra adjudicado en herencia.

-Sulfatar: echar azufre.

-Tabaque: canasto.

-Tajá: borrachera.

-Talega: bolsa con comida que se lleva al campo.

-Tarama: trozo de rama cortada.

-Tarangallo: persona de gran estatura.

-Temporá buena: mucho tiempo.

-Tener cochura: que se deja cocer muy bien.

-Tener el cuerpo aplanao: tener decaimiento de ánimo.

-Tener el cuerpo chafao: sentir mucho cansancio.

-Tener el cuero rebotao: sentir ansias.

-Tener el Santo de espaldas: ser poco afortunado.

-Tener la boca hecha una alpargata: tener la lengua seca.

-Tener la cabeza echá a volar: no saber qué hacer en un momento determinado.

-Tener la piel más blanca que la naca: ser muy blanco de piel.

-Tener mala bebía: persona que cuando se emborracha presenta comportamientos agresivos.

-Tener malaje: tener malasombra.

-Tener malas entrañas: tener mala condición.

-Tener mandanga: ser difícil.

-Tener miga: ser difícil de llevar a cabo.

-Tener muchas gachas: niño mimado.

-Tener reaños: tener valentía.

-Tener un majao: ser difícil.

-Tener un porte: ser difícil de sobrellevar.

-Tener usía: dícese de algo que resulta difícil de llevar.

-Tentar: preparar las pasas.

-Terciar por: cortar camino; atajar.

-Terno: insulto.

-Testarazo: golpe fuerte dado con la cabeza.

-Te van a echar las cagarrutas: te van a hacer una novatada.

-¡Te voy a hacer mistos!: Te voy a machacar.

-Tifo: harto.

-Tizne: suciedad que desprende el carbón.

-Tocho: trozo de ladrillo.

-Toldo: pasero; almijar.

-Tomiza: cuerda fina.

-Topar: encontrarse con alguien de forma repentina.

-Torcía: mecha de encendedor.

-Trajinar: ganarse la confianza de alguien.

-Trallazo: pelotazo.

-Tramilla: cuerda muy fina.

-Trancazo: golpe fuerte.

-Trancón: escalón.

-Tránsito: circulación rodada.

-Trapajo: trapo viejo.

-Trapaleo gente: muchedumbre.

-Traquetear: tocar moviendo algo.

-Trasminar: comida que por su olor agradable se difunde por todo el ambiente.

-Traspillao: muy seco.

-Traspuesto: dolorido.

-Trastear: tocar; hurgar.

-Tribulación: situación apurada.

-Trincar: ganar dinero.

-Trocha: atajo.

-Trompetazo: sonido que se produce al sonarse la nariz.

-Tronera: agujero.

-Trullo: persona poco hábil para hacer algo.

-Tufará: olor desagradable.

-Tute perrero: juego de cartas en el que se apostaban perras gordas.

-Un macho: un mulo.

-Uncir: poner el yugo a los bueyes.

-Uva soleá: uva que, tras darle el sol, se convierte en uva moscatel.

-Uvas alechigás: uvas que quedan en la vid o en la parra sin madurar.

-Uvas pasas: uvas desecadas por acción del sol.

-¡Vamos a ver cómo baila Miguel!: a ver cómo queda lo que voy a hacer.

-Vareta: rama que se deja en un árbol tras su poda.

-Ver menos que Pepe leches: no ver nada.

-Verdear: vender las uvas sin haberlas convertido en pasas.

-Verraco: cerdo semental.

-Versación: conversación.

-Verse como un espejo: verse con claridad.

-Vicio de una parra: vejez de una parra.

-Vinar: quitar la hierba de la viña en primera vuelta.

-Violín: pan en forma de arco de violín.

-Virguería: malabarismo.

-Virguero: que hace malabarismo.

-Zagalejo: mozo soltero.

-Zapatiesta: pelea.

-Zarpullío: escozor; erupción cutánea.

-Zarzo: cañizo usado en la cría del gusano de seda.

-Zurriagazo: latigazo.

-Zurcir: remendar ropas viejas o descosidas.




BIBLIOGRAFÍA

Àlvarez Curiel, Francisco: Vocabulario popular andaluz, Málaga, 1991.

Alvar, Manuel, Estudios de Geografía lingüística, Madrid, Editorial Paraninfo.

Alvar, Manuel: Atlas lingüítico y etnográfico de Andalucía, Universidad de Granada, CSIC., 1961.

Alvar, Manuel: Informática y lingüística, Málaga, 1984.

Lope Barrón: Frases populares, Málaga, 1995.

Revista Fájara, Ayuntamiento de Canillas de Aceituno y Casa de la Cultura, 1990.

Cepas Conzález, Juan: Vocabulario popular malagueño, Barcelona, 1985.




Refranes

-Al olivo y a la encina, labor abajo y el hacha encima.

-Moza sin amor, flor sin olor.

-A higuera sin higos, no acuden los mirlos.

-Año de brevas, año de eras.

-Con melón y brevas, agua no bebas.

-Para agosto, uvas e higos, para noviembre, membrillos.

-Desde chica la ortiga pica.

-Uvas con queso, saben a beso.

-Octubre vinatero, padre del buen cuero.

-Agosto, frío en el rostro.

-Hormigas con alas, tierra mojada.

-Luna con cerco, agua presto.

-En febrero, busca la sombra el perro.

-Agua por San Juan, quita vino y no da pan.

-Al pan pan y al vino vino.

-Mulo, grande, ande o no ande.

-Gallina vieja da buen caldo.

-Plaza sitiada, plaza tomada.

-Cada Villa, su maravilla.

-No todo el monte es orégano.

-De Cabra, ni el viento, ni el pimiento, ni el casamiento.

-Pueblo pequeño, campana grande.

-La naranja, por la mañana es oro, al mediodía plata, y por la noche mata.

-Cuando marzo mayea, abril marcea.

-A buen hambre, no hay pan duro.

-Quien espera, desespera.

-Cada Villa, su maravilla.

-Mujer malparía, al año pare.

-Lo que no puede ser es guardar a una mujer.

-Las mañanicas de abril son dignas de dormir.

-Hablar mucho debilita al enfermo.

-Quien mienta a ROMA, por la puerta asoma.

-Sube la cuesta como un viejo, y llegarás a la cima como un nuevo.

-Aceitunitas comidas, huesecillos a la calle.

-Mientras voy y vengo, vida tengo.

-Cuando florezca la higuera, requiere a tu compañera; y si no te quiere escuchar, espera a que florezca el moral.

-Hinojos, higos chumbos y linillo, van haciendo veranillo.

-Arco Iris en poniente, desunce la yunta y vente; arco Iris en levante, estáte.

-Échate a enfermar, y verás quién te quiere bien y quién te quiere mal.

-Lo que es, es; y lo que no es, no es.

-Sin mujeres y sin comeres, no hay placeres.

-Si quieres ver a tu esposo morir, dale coles en abril.

-A borregos recien esquilaos no les mande Dios viento helao.

-A mitad de marzo la golondrina viene y el tordo se va.

-Al mejor cazador se le va la liebre.

-En el tiempo de la graná la gallina no pone ná.

-La oveja, la abeja y la mula vieja en abril cambian la pelleja.

-A la vieja, viruela.

-Al mejor cazador se le va la liebre.

-En el tiempo de la graná, la gallina pone ná.

-Perro que no anda, hueso con el que no tropieza.

-Sal, tiempo y cuidao precisa el ganao.

-Si quieres ver tu cuerpo, mata un puerco.

-Por San Antón, dan los huevos de gallina un bajón (de precio).

-Agosto refresca el rostro.

-Abril abrilete y el mes que se le mete.

-Al principio o al fin, abril suele ser ruín.

-Al que le gusta el flamenco, le gustan las mujeres.

-Al hombre parado le tienta el pecado; y a la mujer pará, Satanás.

-Al viejo y al bancal, lo que le puedas sacar.

-Arco Iris en Poniente, desunce la yunta y vente.

-Arco Iris en Levante, estáte.

-Arriba canas, abajo ganas.

-Busca la sombra en febrero, pero no todo el mes entero.

-Cara sin dientes hace muerto al viviente.

-Cielo emborregao, suelo regao.

-Cuando brote la higuera, requiere a tu compañera; y si no te quiere escuchar, espera a que brote el moral.

-Donde hay juncos, hay agua junto.

-Donde está el cuerpo está el peligro.

-De febrerillo el loco tampoco te fíes.

-Donde crece la palma y el palmito, no te morirás de hambre, pero tampoco de ahíto.

-El candil se está apagando; la alcuza no tiene aceite; ni te digo que te vayas, ni te digo que te sientes.

-El agua de octubre, siete lunas cubre.

-El agua por San Juan quita vino, aceite y pan.

-El burro que más trabaja, más roto tiene el aparejo.

-El garbanzo, para ser bueno, debe tener cara de viejo.

-El hombre quiere mujer sana; y la mujer, hombre que gana.

-En año bisiesto, nacen las habas con el culo vuelto.

-En enero los gatos se ponen en celo.

-En Enero un rato al sol y otro al humero.

-En invierno enciende el brasero, consume tu vino y mata tu cochino.

-En diciembre se hielan las cañas y se asan las castañas.

-Enero es caballero si no es ventolero.

-Enero, seco y helaero.

-Febrero, mes fullero.

-Hombre velludo, hombre forzudo.

-La cabeza la has de poner donde la halles al amanecer.

-La manzana podría pierde a su compañía.

-Las alcaparras son la monda, pues ponen a las mujeres cachondas.

-La yegua y el segaor quieren sol.

-Melón que rechina, a la cochina.

-Moja bien, estira el cuero y serás buen barbero.

-Mozo que mucho vela y viejo que mucho duerme, señal de muerte.

-Niebla bajera, buen tiempo espera.

-Niñas y viñas son malas de guardar.

-Niño mimao, niño malcriao.

-No sabe remendar la que no sabe parir o criar.

-No te pongas entre dos aires, ni entre dos mujeres, ni entre dos frailes.

-Nos ponemos sombrero... y nacen los niños sin cabeza.

-Olla que mucho hierve, sabor pierde.

-Pan caliente... con aceite.

-Por San Andrés, todo el tiempo noche es.

-Quien no tiene cabeza, tiene que tener pies.

-Quien el vino no sabe mear, tampoco lo sabe catar.

-Quien tiene padrino se bautiza.

-Revolá por la tarde, mañanita de aire; revolá por la mañana, tarde de agua.

-Si en enero flores, en mayo dolores.

-Si quieres ver a tu esposo morir, dale coles en abril.

-Si quieres ver lo que cunde andar, párate a mear.

-Si tuviéramos aceite,vinagre y sal, haríamos un gazpacho, pero nos faltaría el pan.

-Tantos ajos se pongan en enero, tantos ajos pierde el ajero.

-Uva moscatel, rica de comer.

-Zarzas, juncos y cañas, señal de agua.

-Aceite y vino, bálsamo divino.

-Almuerza mucho, cena calducho, y vivirás mucho.

-Aulaga y retama te pincharían en la cama.

-Barriga llena no siente pena.

-Buen vino y sopas hervidas alargan al viejo la vida.

-Casa en la que hay ruda, Dios le ayuda.

-Cada chupetón de teta, es un arrugón de jeta.

-Calabaza sin vino, ni calabaza ni calabacino.

-Caldo de gallina es famosa medicina.

-Caliente, la comida; fresca, la bebida.

-Casa que hace esquina, para la vecina.

-Clavellina, jaramazo y angelota ponen a los hombres a bailar la jota.

-Con gota, ni gota.

-De gazpacho, jamás haya empacho.

-Deja la cama al ser de día y vivirás con alegría.

-De las virtudes del romero se puede escribir un libro entero.

-Dios aprieta, pero no ahoga.

-Dolor contado, al punto aliviado.

-Échate a enfermar y verás quién te quiere bien y quién te quiere mal.

-El aceite de oliva todo mal quita.

-El agua hervida alarga la vida.

-El que anda con mujeres y tiene alpargatas de esparto, nunca tiene un duro y siempre va descalzo.

-Hombre vinoso, hombre gotoso.

-Húntate barro cuando te pique un tabarro.

-La carne de cochino pide vino.

-La comida, reposada; y la cena, paseada.

-La flor de la malva infinitas vidas salva.

-La vejez es muy señora, y nunca viene sola.

-Llaga de juntura, no te la dé Dios para cura.

-Médico cobarde, o no cura, o cura tarde.

-No te arrimes a los tizones, que te saldrán sabañones.

-Orina color de oro, fraile al coro.

-Quien de joven no corre, de viejo trota.

-Sin pan ni carne no se hace buena sangre.

-Si quieres llegar a viejo, guarda aceite en el pellejo. .

-Susto meado mejor que sangrado.

-Un médico cura, dos dudan, y tres, muerte segura.




BIBLIOGRAFÍA

Moreta Lara, Miguel Ángel y ÁLVAREZ CURIEL, Francisco: Los andaluces en el refranero. Málaga, 1994.

G. Campos, Juana y Barella, Ana: Diccionario de refranes. Madrid.

Paremia, la primera revista española de refranes. Madrid.




Apodos (sus origenes)

Apodo es el sobrenombre que se le pone a una persona. La función del apodo fue la de servir de apelativo diferenciador. Podemos establecer la siguiente clasificación:.

a) Los que tienen su origen en el pasado señorial de la Villa:

-El Duque.

-El Marqués.

-El Señorete.

b) Los creados por deformación de apellidos:

-Bocita: persona de la familia que se apellida Boza.

c) Los que tienen su origen en el viaje al extranjero de algún familiar:

-El cubano/la cubana: de la familia que vivió emigrada a Cuba.

-El alemán: de la familia que emigró a Alemania.

d) Los que aluden a determinadas creencias:

-Los maldecíos. Así nos llaman los de Alcaucín. El origen de tal denominación está en la leyenda de Salia, ciudad maldita; en la plaga de la filoxera del xix y en el terremoto de 1884, tres azotes que, como una maldición, sufrió Canillas con más virulencia que Alcaucín.

e) Los que aluden a oficios o a profesiones:

-Estanquero (-a): dueño (-a) de un Estanco.

-Carrero: carretero.

-Alpargatero.

-Practicante: enfermero.

-Sartenero: que reparaba o vendía sartenes.

-El Juez: el Juez de Paz.

f) Los que aluden a cualidades:

-Los panciverdes.

-Los barquilleros.

-Los tiznaos: así llamamos en Canillas a los de Alcaucín.

-Los moros: así llamamos a los de Sedella.




BIBLIOGRAFÍA GENERAL

Álvarez Curiel, Francisco, Los andaluces en el refranero, Arguval, 1994-1996.

Jiménez Muñoz, José Luis, Leyendas y tradiciones de Canillas Azeytuno, vol. I y II. Málaga, 1994-1996,.

Alvar, Manuel, Estudios de geografía lingüística, Madrid.

Álvarez Curiel, Francisco, Vocabulario popular andaluz, Málaga, 1991.

Behinhauer, Werner, El español coloquial, Madrid, 1973.

Casares, Julio, Diccionario ideológico de la Lengua española, Barcelona, 1982.

Cepas González, Juan, Vocabulario popular malagueño, Barcelona, 1985.

Gregorio Salvador, Estudios dialectológicos, Madrid,.

Moliner, María, Diccionario de uso del español, Madrid, 1973.

RAE, Diccionario de la Lengua Española.

CREA (Corpus de Referencia del Español Actual).

G. Campos, Juana y Barella, Ana, Diccionario de refranes, Madrid.

Paremia, la primera Revista Española de Refranes, Madrid, RAE y Centro Virtual Cervantes.



Esta visualización es solo del texto del artículo.
Puede descargarse el artículo completo en formato PDF desde el servidor de la Fundación Joaquín Díaz >
Si el número de revista es anterior al 350, puede descargarse desde la:
Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes >

Dichos y refranes de Canillas de Aceituno, pueblo de la Axarquía de Málaga

JIMENEZ MUÑOZ, José Luis

Publicado en el año 2019 en la Revista de Folklore número 446.