Si desea contactar con la Revista de Foklore puede hacerlo desde la sección de contacto de la Fundación Joaquín Díaz >

Búsqueda por: autor, título, año o número de revista *
* Es válido cualquier término del nombre/apellido del autor, del título del artículo y del número de revista o año.

Editorial

DIAZ GONZALEZ, Joaquín

Publicado en el año 2001 en la Revista de Folklore número 250.

Esta visualización es solo del texto del artículo.
Puede descargarse el artículo completo en formato PDF desde el servidor de la Fundación Joaquín Díaz >
Si el número de revista es anterior al 350, puede descargarse desde la:
Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes >


La celebración del II Congreso de la Lengua en Valladolid ha dado ocasión para hablar mucho de palabras, giros, expresiones y diccionarios. Algunos suscriptores han aprovechado tal circunstancia para manifestarnos su extrañeza ante la actitud terne y perseverante que la Revista mantiene en lo que respecta a la K de Folklore. Seguimos pensando ahora lo mismo que expresamos hace casi dos años en otro Editorial: el cambio de la K por C nos pareció tan arbitrario como innecesario; sin recurrir al maestro Correas hay que reconocer que la K, símbolo de la letra griega Kappa, es tan española como la C y tan absurda su sustitución como si quisiésemos que todos los Kilogramos y Kilómetros que pesamos y recorremos empezasen por Q. Nuestra petición, por tanto, que hemos elevado a la Real Academia de la Lengua Española perfectamente justificada, es que siga manteniendo la grafía de una palabra que, por razones que hemos explicado en muchas ocasiones, se hizo universal y se aceptó en todo el planeta manteniendo los mismos signos gráficos en diferentes alfabetos



Esta visualización es solo del texto del artículo.
Puede descargarse el artículo completo en formato PDF desde el servidor de la Fundación Joaquín Díaz >
Si el número de revista es anterior al 350, puede descargarse desde la:
Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes >

Editorial

DIAZ GONZALEZ, Joaquín

Publicado en el año 2001 en la Revista de Folklore número 250.